María, Mírame, Madre Mía Mírame

Para realizar la reconciliación de los hombres, Dios preparó a una mujer, llenándola de gracias especiales para que fuera la Madre de Dios. La libró del pecado original y de todo pecado, desde el primer momento de su existencia y siempre fue santísima. Esa Mujer, María, sería la Madre de Dios y por ello, auténtica Madre nuestra.

Un día Dios envió al Arcángel Gabriel a la ciudad de Nazaret, a la Virgen María, que estaba desposada con San José. La saludó llamándola "llena de gracia", y le expuso el Plan de Dios: Ella sería la Madre del Salvador por obra del Espíritu Santo, porque para Dios nada hay imposible.

La Virgen María aceptó de inmediato el plan de Dios, diciendo: "He aquí la sierva del Señor, hágase en mi según tu palabra"(Lc 1,38). En aquel mismo momento, se hizo Hombre la segunda Persona de la Santísima Trinidad, sin dejar de ser Dios.

Maria Ntra Madre

Documentos

vatican_news_mini.png
Santurio de Ayquina
Ordo2020.png
Libreria San Pablo.jpg
Radio Maria Reina.jpg
eucaristia_diaria.jpg

Atención Secretaria

Lunes a Sabado

17:00 a 20:00 Hrs

+56 552607033

+56 552848498

Atención Online